Si estas a punto de renovar la fachada de tu casa seguramente te has puesto a leer varios artículos en internet sobre consejos para renovar tu fachada. El problema de estos artículos es que te dicen cómo reformar una fachada para ciudad, esos consejos no te servirán de nada, ya que se necesitan de cosas diferentes para renovar las fachadas en las casas de costa. He aquí algunos consejos para reformar la fachada de tu casa en zona de costa:

  • Colores claros: En la zona hace mucho más calor que en la ciudad, así que evítate pintar tu casa de colores oscuros o fuertes como el rojo, ya que estos colores lo que hacen es absorber el calor. En vez de eso, trata de pintar tu casa de colores claros o pasteles, si es posible píntala de color blanco, ya que con estos colores evitas almacenar el calor y tu casa estará más fresca.
  • Fachada contra la humedad: La humedad puede dañar las paredes, hacer que se agrieten o debiliten y que se vean mal. Es por eso que tu fachada debe de ser contra la humedad. Esto lo puedes hacer de diversos modos, ya sea comprando una pintura especial contra la humedad o construyendo tu fachada con materiales que resistan bien esas condiciones.
  • Materiales frescos: Renovar una fachada con hormigón, cemento o ladrillos hace que se vea muy bonita, pero tendrás que soportar muchísimo calor ya que estos materiales no dejan pasar mucho aire. En cambio, trata de hacer la reformación con materiales ligeros y frescos como madera que harán que tu casa se sienta más fresca.
  • Pon muchas ventanas: Si tienes la posibilidad de renovar toda la fachada, trata de poner la mayor cantidad de ventanas posibles, de este modo ahorrarás muchísimo dinero en aire acondicionado y en las noches podrás cerrarlas para que no tengas frío. También podrás disminuir la cantidad del recibo de electricidad al tener que usar menos luces gracias a la iluminación que proveen las ventanas.

Esas son algunas de las cosas que puedes realizar si quieres renovar la fachada en zona de costa. Quizás pueda parecer que es más difícil renovar en esta zona y que no vale la pena vivir ahí, pero créeme cuando te digo que nada puede reemplazar esa sensación de escuchar el mar y ver sus hermosas vistas todo el día.