Mes: junio 2016

Trucos para pintar el techo

f25dde4d5464088000fe8fc42c553e02 f46b87af3bd69388e3d3d769bce8a07a

El techo quizá sea una de las partes más difíciles a la hora de pintar una habitación, aunque siguiendo ciertas pautas no es tan complicado como puede parecer. La clave está en conseguir un buen resultado, además de conseguir ensuciar lo menos posible, pues de lo contrario el trabajo en la parte baja de la habitación aumentará. Lo primero es conocer los materiales que necesitamos para pintar el techo:

  • RODILLO: los hay de varios tipos y dependerá del tipo de techo y de pintura el elegir uno u otro. Si el techo es de gotelé necesitaremos un rodillo de lana con el pelo lo más largo posible, mientras que si es liso tendremos que usar uno de pelo corto. Por otra parte, si vamos a utilizar pintura acrílica o vinílica, usaremos un rodillo de lana de pelo largo; mientras que será de pelo corto si la pintura es plástica o al agua.
  • BROCHA: puesto la complicación del techo está en las esquinas, lo ideal es hacerse con una brocha redonda para conseguir el acabado que con el rodillo no podemos.
  • PALO DE EXTENSIÓN: hay palos con la suficiente extensión como para no tener que usar la escalera, por lo que pasar el rodillo es rápido y cómodo.
  • PINTURA: optar por una de buena calidad nos evita tener que dar más pasadas de las necesarias, además de que los resultados son mejores. Existes pinturas antigoteo, las cuales son muy útiles para pintar el techo.
  • CUBETA Y BANDEJA: la cubeta tiene que ser amplia para poder remover correctamente la pintura, y la bandeja es imprescindible para evitar el exceso de pintura en el rodillo.
  • PROTECTORES: cinta de pintor, papel de periódico, plásticos, cartones, etc., todo lo necesario para evitar que los elementos que no podemos sacar de la habitación se ensucien, así como gorra y gafas para protegernos nosotros mismos.

PREPARA LA HABITACIÓN: Cuanto más exhaustivos seamos a la hora de preparar la habitación, más rápido será el proceso de pintar. Para ello hay que sacar de la habitación todos los muebles posibles, y proteger correctamente aquellos que no puedan salir, como armarios, sofás o camas. Es importante cubrir todo el suelo con papel de periódico y cartones, así como utilizar cinta de pintor para evitar manchar tomas de luz, interruptores, marcos de puertas y ventanas, etc.

REPARA DESPERFECTOS: Sobre todo tras el invierno, el normal que el techo presente grietas, alguna que otra humedad o cualquier desperfecto, así que antes de pintar hay que repararlo. Utiliza masilla para esas grietas para a continuación lijar la superficie y limpiarla con un trapo húmedo. Para las humedades tendrás que utilizar algún producto específico.

PINTA EL PERÍMETRO: Antes de centrarnos en el techo como tal, hay que pintar con la brocha el perímetro que donde se unen techo y paredes (tendrás que utilizar la escalera). Es importante hacerlo antes de pintar con el rodillo para evitar marcas posteriores.

PINTA CON EL RODILLO: Se deben dar dos capas de pintura. La pintura debe quedar perfectamente escurrida en el rodillo para evitar goteos y un exceso de  pintura. Pinta franjas verticales en dirección a la ventana solapando ligeramente unas con otras para evitar que queden huecos sin pintar, pero con cuidado de que sea muy visible o se notarán las marcas. Para evitar desconchones hay que deslizar el rodillo sobre la superficie y no presionarlo. En la segunda capa (tras haberse secado por completo la primera) tendrás que pintar franjas horizontales (es decir, trasversalmente) para conseguir que la pintura se distribuya correctamente.

TOQUE FINAL: Un poco antes de que la última capa se haya secado por completo, pasa el rodillo sin pintura en el mismo sentido que la primera mano, pues le dará un toque profesional al trabajo.

Consejos para contratar una empresa de pintura

b0af7c007111fb5dfa5296fb610cc75f

Pintar no es tan fácil como parece. Sin olvidar de que no es simplemente comprarse una brocha, cualquier pintura y empezar a dar capas por toda la pared. No, para pintar profesionalmente se necesitan las herramientas adecuadas, además de conocer los tipos de pintura y tener la formación necesaria.

Existen varias técnicas que variarán dependiendo de la pared en cuestión y de los resultados esperados, además de conseguir limitar la pintura a la pared y no a cualquier otro elemento de la habitación. ¿O te ves capaz de conseguir una capa uniforme en el techo subido a u a escalera y mirando durante más de una hora hacia arriba? No, para eso necesitas a un profesional, así que atento a los consejos a la hora de contratar una empresa de pintura:

CONTACTA CON VARIAS EMPRESAS

No caigas en el error de contratar al primer pintor que te aparezca en internet o en cualquier anuncio, pues aunque cualquier empresa estará encantada de ofrecerte sus servicios tienes que asegurarte de que trabaja bien y de que cumple lo establecido (horarios, fechas, objetivos, precio, etc.). Por supuesto, el boca a boca es una manera estupenda de tener buenas referencias acerca de una empresa, pero lo ideal es que hagas un pequeño listado con algunas de ellas.

REÚNETE CON ELLAS

Una pequeña reunión con el encargado en tu casa os permitirá conoceros y hablar con tranquilidad sobre el tipo de pintura, ciertos acabados más específicos, el tiempo necesario para realizar el trabajo, el número de trabajadores, las horas de trabajo diarias, el precio, etc. Sin duda, una charla da la información suficiente sobre la profesionalidad de los pintores la empresa, además de que es la mejor manera de analizar los detalles, sin olvidar de que ellos son los profesionales y que una visita in situ les permitirá contabilizar mejor el trabajo a realizar.

PIDE FOTOS DE OTROS TRABAJOS

1bfe2be2603b1336d35e570b81b1af03

Sin embargo, y aunque una charla puede ser lo más productiva, no hay nada mejor que el material visual para valorar positivamente un trabajo, así que pídeles que te muestren fotos de trabajos anteriores con las que poder valorar los resultados.

COMPRARA PRECIOS

Después de haber visto los resultados que la empresa puede ofrecer, así como esos detalles del tiempo, los horarios y las habilidades, pide que te hagan un presupuesto detallado donde se contemplen todos los gastos asociados. Después, compara y elige el que más te convenga.

CONTRATO Y SEGURO

Puesto que pintar puede acarrear algún incidente laboral, asegúrate de que la empresa cuenta con el seguro oportuno que la cubra mientras está trabajando. Por otra parte, estableced un contrato para ambas partes en el que se especifiquen todos los detalles del trabajo a realizar, pues es la mejor manera de que el trabajo se realice a la perfección y todos salgan ganando.